Menú Menú

Miles de árboles regalados a ciudadanos belgas en una nueva iniciativa

El ayuntamiento de la capital de Bélgica está entregando 2,000 árboles a los residentes que tengan un jardín o un espacio sin pavimentar disponible para plantarlos.

Con el objetivo de crear un paisaje urbano más verde en la capital de Bélgica, el ayuntamiento de Amberes se está embarcando en un proyecto que invita a los ciudadanos a involucrarse en la reverdecimiento de su entorno.

A través de una iniciativa denominada 'Barrio en flor' (Buurt in Bloei), Amberes verá a sus residentes obsequiados con 2,000 árboles para plantar en jardines o espacios sin pavimentar.

El plan no sólo apunta a mejorar la estética natural de la ciudad, sino que también busca abordar desafíos ambientales apremiantes como olas de calor, inundaciones y contaminación del aire.

Para el proyecto se han seleccionado cuidadosamente un total de 23 especies de árboles diferentes, en función de su idoneidad para los entornos urbanos. Estos ayudarán a mitigar el isla de calor urbano Efecto: un fenómeno en el que las ciudades experimentan temperaturas elevadas en comparación con sus alrededores rurales.

Para comenzar a plantar árboles, los residentes sólo necesitan completar un breve cuestionario sobre el espacio disponible y la exposición a la luz solar. Esta información ayudará a los funcionarios a determinar las especies de árboles más adecuadas para cada ubicación, asegurando un crecimiento y una sostenibilidad óptimos.

Más allá de ofrecer un entorno estéticamente más agradable para los habitantes de la ciudad, el proyecto ayudará a mejorar la salud y la seguridad de toda la vida en la capital.

Los árboles desempeñan un papel vital en el enfriamiento de los entornos urbanos, mejorando la calidad del aire y proporcionando hábitats esenciales para la vida silvestre local.

Al crear más espacios verdes dentro de la ciudad, Amberes pretende crear un entorno más saludable y habitable para sus habitantes.

Además de la distribución de árboles, el Ayuntamiento de Amberes también ofrece "jardines de fachada" de forma gratuita a los residentes del distrito central.

Estos jardines estarán formados por plantas, guirnaldas y árboles, no sólo contribuyendo al verdor de la ciudad sino también fomentando un sentido de comunidad y orgullo entre los residentes.

Además de esto, el consejo ofrece asistencia financiera a aquellos interesados ​​en comprar barriles de recolección de agua de lluvia, una solución sostenible para regar sus jardines.

Este enfoque triple demuestra el compromiso de Amberes de promover prácticas respetuosas con el medio ambiente y capacitar a sus ciudadanos para que se conviertan en líderes y cuidadores de su entorno urbano.

Si bien el consejo de distrito es responsable de la instalación inicial de los jardines (levantar las losas del pavimento, colocar la tierra y plantar), el mantenimiento continuo recae en los residentes.

Esta asociación garantiza que los espacios verdes florezcan y prosperen, contribuyendo al bienestar general de la comunidad.

 

Finalmente, la jardinería urbana ofrece a los residentes innumerables recompensas personales.

PRUEBAS han demostrado que pasar tiempo en espacios verdes puede mejorar el bienestar mental y mejorar el estado de ánimo. Ya sea observando pájaros anidando, avistando ardillas o simplemente cuidando plantas, interactuar con la naturaleza en un entorno urbano puede proporcionar un descanso muy necesario del ajetreo y el bullicio de la vida urbana.

A medida que Amberes avanza hacia un futuro más sostenible, podría servir de inspiración para ciudades de otras partes de Europa o de todo el mundo.

Combinando el compromiso comunitario y la gestión ambiental, Amberes está demostrando que ciudades más verdes y saludables están a nuestro alcance.

Accesibilidad