Menú Menú

La revolución de la agricultura sin suelo en Egipto está en marcha

En los paisajes áridos de Egipto, donde el río Nilo ha sido durante mucho tiempo el sustento de la agricultura, está echando raíces una revolución agrícola innovadora: la agricultura sin suelo.

En los últimos años, Egipto se ha visto cada vez más frustrado por escasez de agua. El Nilo, que ha sido la principal fuente de agua para la agricultura del país, está sometido a una presión cada vez mayor debido a factores como el cambio climático, el crecimiento demográfico y la contaminación local.

Además, la creciente invasión de la urbanización y la industrialización ha llevado a una reducción de la tierra cultivable disponible.

La agricultura sin suelo, en sus diversas versiones (hidroponía, acuaponía y aeropónica) representa un cambio de paradigma en la agricultura tradicional. Mediante el cultivo sin suelo y la utilización de soluciones acuosas ricas en nutrientes, la agricultura sin suelo ofrece una alternativa sostenible que requiere menos agua, minimiza la necesidad de tierra cultivable y mejora el rendimiento de los cultivos.

En Egipto, Conectar y crecer, una innovadora empresa de tecnología agrícola, se ha convertido en un actor clave en la transformación del panorama agrícola del país. La empresa ecológica se especializa en brindar soluciones para la agricultura sin suelo, ofreciendo a los agricultores las herramientas y los conocimientos para realizar la transición de métodos convencionales a prácticas sostenibles y eficientes en el uso del agua.

La nación africana no sólo se enfrenta a duras condiciones climáticas, como sequías, sino que la fuerte contaminación del río Nilo también es increíblemente perjudicial.

Los impactos más amplios de cambio climático Según se informa, en la agricultura afectan a más de la mitad de los pequeños agricultores del país. De acuerdo a UNICEF, se prevé que Egipto tendrá un aumento del 20 al 30 por ciento en la frecuencia de olas de calor, tormentas de polvo y cambios drásticos de mareas a lo largo de la costa mediterránea durante los próximos siete años.

Al planificar estos cambios como algo inevitable, Plug'n'Grow está poniendo verdadero énfasis en ofrecer amplios programas de capacitación para los agricultores del país. Se fomenta la diversificación de cultivos como otro alimento básico, lo que permitiría cultivar una variedad de cultivos diferentes dentro de la misma área.

Al tener un entorno controlado no sólo se eliminarían varios inconvenientes estacionales, sino que también se pondrían a disposición de los agricultores más oportunidades económicas.

La adopción de técnicas agrícolas sin suelo ya está mostrando resultados prometedores. A pesar de lo costosa que es la tecnología, los agricultores que han adoptado este enfoque están experimentando mayores rendimientos, mejor calidad de los cultivos y menor uso de agua. Además, los cultivos eliminan esencialmente la degradación del suelo, el flagelo habitual de cualquier agricultor.

Más allá de estos beneficios inmediatos, la agricultura sin suelo contribuye simultáneamente a la sostenibilidad ambiental. Al reducir la demanda de tierras cultivables y optimizar el uso de los recursos, las prácticas minimizan la huella ecológica de la agricultura, alineándose con los esfuerzos globales para combatir el cambio climático.

Si bien la agricultura sin suelo sin duda es muy prometedora, desafíos como los costos iniciales de instalación, la experiencia técnica y la resistencia a nuevas ideas plantean obstáculos para su adopción generalizada.

No obstante, con el apoyo continuo del gobierno, las ONG y las empresas de tecnología agrícola creen que existe un gran potencial para un cambio transformador hacia la agricultura sostenible en Egipto.

Ante la escasez de agua, la inseguridad alimentaria y la disminución de las tierras agrícolas, el cambio no sólo es necesario, sino crucial. ¿Podría esto marcar un hito para el resto del continente y más allá?

Accesibilidad