Menú Menú

Feroces inundaciones causan estragos en África Oriental

África Oriental ha estado lidiando con una crisis de proporciones monumentales: inundaciones devastadoras que han causado estragos en toda la región. Desde Kenia hasta Somalia, desde Tanzania hasta Etiopía, los torrentes de lluvia han desplazado comunidades, destruido tierras agrícolas y dejado un rastro de sufrimiento humano a su paso.

África oriental está acostumbrada desde hace mucho tiempo a las lluvias estacionales, vitales para sus economías agrarias. Sin embargo, en los últimos años se ha producido un aumento espectacular de la intensidad y frecuencia de las precipitaciones, lo que ha provocado inundaciones sin precedentes.

Mientras la región lucha contra fenómenos meteorológicos extremos periódicos, las inundaciones en curso son un testimonio sombrío de la devastación que el cambio climático está infligiendo a las comunidades vulnerables.

Lluvias inusualmente intensas, ríos crecidos y represas desbordadas han provocado el desplazamiento de millones de personas en Kenia, Somalia, Tanzania y Etiopía en los últimos meses.

Las casas han quedado sumergidas, las tierras de cultivo se han convertido en terrenos baldíos y fangosos y la infraestructura, incluidas carreteras y puentes, ha sufrido graves daños.

Tanto en Kenia como en Etiopía, más de 40 personas han muerto –incluidos niños– en inundaciones provocadas por lluvias torrenciales. En Somalia, se han reportado al menos 14 muertes debido a las inundaciones, mientras que más de 47,000 personas se han visto obligadas a huir de sus hogares.

Con los exámenes nacionales en curso en Kenia, miles de estudiantes continúan viéndose afectados por el fenómeno. De acuerdo a OCHA, es probable que millones de personas se vean desplazadas cuando finalice esta catástrofe en enero de 2024.

Los científicos del clima han predicho durante mucho tiempo que el cambio climático provocaría fenómenos meteorológicos más frecuentes y severos. La actual crisis de inundaciones en África Oriental se alinea perfectamente con estas predicciones. La región ha experimentado un aumento de las temperaturas medias, lo que ha contribuido a la intensidad de las recientes lluvias.

Además, el aumento del nivel del mar está exacerbando las tormentas costeras y aumentando el riesgo de inundaciones en zonas bajas a lo largo de la costa de África Oriental.

Dentro de estas regiones, a pesar de que organizaciones humanitarias como la Cruz Roja Trabajando incansablemente para brindar ayuda, la magnitud del desastre es abrumadora. Las inundaciones continúan dejando a miles de personas con una necesidad desesperada de agua potable, alimentos, refugio y asistencia médica.

Además, el impacto a largo plazo en la agricultura también es una preocupación apremiante. África oriental depende en gran medida de los cultivos de secano y el agua latente ha paralizado granjas enteras. Sin duda, a esto le seguirán escasez de alimentos y aumentos de precios.


Un llamado a la acción colectiva

La crisis actual es un recordatorio de que el cambio climático es un problema global que requiere una acción colectiva. Si bien las naciones de África Oriental han estado haciendo su parte para adaptarse a estos desafíos, la comunidad internacional debe intensificar sus esfuerzos.

El destino de las comunidades vulnerables de África Oriental está indisolublemente ligado a las decisiones que se tomen fuera de su jurisdicción.

Las estrategias de mitigación, como la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, y las medidas de adaptación, como la construcción de infraestructura resiliente al clima, son vitales para frenar la regularidad y ferocidad de las inundaciones.

Los líderes mundiales deben cumplir sus compromisos con la Acuerdo de París y brindar apoyo a regiones vulnerables, como África Oriental, para hacer frente a los efectos creados en otros lugares.

Si no actuamos de manera decisiva y colectiva, seguiremos siendo testigos de escenas desgarradoras de destrucción y desesperación, como las que actualmente asolan el África oriental.

Accesibilidad